ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

Características y potencialidades de Moringa oleifera, Lamark.

Una alternativa para la alimentación animal

Characteristics and potential of Moringa oleifera, Lamark.

An alternative for animal feeding

A. Pérez, Tania Sánchez, Nayda Armengol y F. Reyes

Estación Experimental de Pastos y Forrajes «Indio Hatuey»

Central España Republicana CP 44280, Matanzas, Cuba

E-mail: arisitides.perez@indio.atenas.inf.cu


RESUMEN

Moringa oleifera es la especie más conocida del género Moringa. Es un árbol originario del sur del Himalaya, el nordeste de la India, Bangladesh, Afganistán y Pakistán. Se encuentra diseminado en una gran parte del planeta y en América Central; se conoce con diversos nombres comunes: palo jeringa, acacia y jazmín francés, entre otros. El presente artículo trata diferentes aspectos de esta especie, tales como: su origen y distribución, los factores agronómicos y la producción de biomasa, la composición química y su utilización. Es una planta que se destaca por sus múltiples usos y adaptación a diferentes condiciones edafoclimáticas, por lo que constituye una opción para la alimentación, sobre todo en los países tropicales. Se concluye que la arbustiva M. oleifera tiene una gran plasticidad ecológica, ya que es capaz de adaptarse a las más diversas condiciones de suelo y clima. Su valor nutricional y los elevados rendimientos de biomasa, la hacen un recurso fitogenético de importancia en los sistemas de producción. Además es una planta que se puede emplear como cerca viva, cortina rompevientos, abono verde y para la producción de etanol y goma, entre otros; de ahí que sea una especie interesante para el trópico.

Palabras clave: Alimentación de los animales, características agronómicas, Moringa oleifera


ABSTRACT

Moringa oleifera is the most widely known species of the Moringa genus. It is a tree which originated in the south of the Himalayas, northeast India, Bangladesh, Afghanistan and Pakistan. It is distributed over a large part of the planet and in Central America; it is known with different common names: drumstick tree, acacia and French jasmine, among others. This paper addresses different aspects of this species, such as: its origin and distribution, agronomic factors and biomass production, chemical composition and utilization. It is a plant which stands out for its multiple usages and adaptation to different edaphoclimatic conditions, for which it constitutes a choice for feeding, especially in tropical countries. The tree M. oleifera is concluded to have large ecological plasticity, because it is capable of adapting to the most diverse soil and climate conditions. Its nutritional value and high biomass yields make it an important plant genetic resource in production systems. It is also a plant which can be used as living fence, windbreak, green manure and for ethanol and gum production, etc.; hence it is an interesting species for the tropics.

Key words: Agronomic characteristics, animal feeding, Moringa oleifera

 


 

 

INTRODUCCIÓN

Origen, distribución y sinonimia

M. oleifera es la especie más conocida del género Moringa. Es un árbol originario del sur del Himalaya, el nordeste de la India, Bangladesh, Afganistán y Pakistán. Se encuentra diseminado en una gran parte del planeta, y en América Central fue introducida en los años 1920 como planta ornamental y para cercas vivas (Foidl et al., 1999).

García Roa (2003) la conoce con el nombre común marango, pertenece a la familia Moringaceae y su nombre científico es Moringa oleifera Lam.; mientras que Reyes (2006) identifica a M. oleifera Lam. con los siguientes sinónimos (syns. M. pterygosperma Gaert., M. moringa (L.).Millsp., M. nux-ben Perr., Hyperanthera moringa Willd., y Guilandina moringa Lam.).

La Comisión Técnica de Fitomed (2010) informa que se conoce además con otros nombres comunes, como palo jeringa, ben, acacia y jazmín francés. Es un árbol de hasta 9 m de altura. Las hojas son compuestas y están dispuestas en grupos de folíolos, con cinco pares de éstos acomodados sobre el pecíolo principal y un folíolo en la parte terminal. Las hojas son alternas tripinnadas, con una longitud de 30-70 cm.

Características agronómicas

Se trata de un árbol perenne pero poco longevo, que a lo sumo puede vivir 20 años, aunque se han obtenido variedades en la India que son anuales. Es una especie de muy rápido crecimiento. Aporta una elevada cantidad de nutrientes al suelo, además de protegerlo de factores externos como la erosión, la desecación y las altas temperaturas (Jyothi et al., 1990; Morton, 1991).

Ecología

En su hábitat natural crece hasta los 1 400 m de altitud, a lo largo de los ríos más grandes en suelos aluvionales arenosos o guijosos (Troup, 1921).

Ramachandran et al. (1980) plantearon que es muy resistente a la sequía y se cultiva en regiones áridas y semiáridas de la India, Paquistán, Afganistán, Arabia Saudita y África del Este, donde las precipitaciones alcanzan sólo los 300 mm anuales.

Según Reyes (2006) la moringa es resistente a la sequía y tolera una precipitación anual de 500 a 1 500 mm. Además crece en un rango de pH de suelo entre 4,5 y 8, excepto en arcillas pesadas, y prefiere suelos neutros o ligeramente ácidos.

Por otra parte, Croess y Villalobos (2008) señalan que Moringa es un género de plantas con numerosas especies distribuidas en zonas áridas y semiáridas de la India, Pakistán y el sur de Himalaya.

A su vez, García Roa (2003) explica que en Centroamérica se encuentra en zonas con temperaturas de 6 a 38ºC. Es resistente al frío por corto tiempo, pero no menos de 2 a 3ºC. En las temperaturas menores de 14ºC no florece y solamente se puede reproducir vegetativamente (por estacas). Se localiza desde el nivel del mar hasta 1 800 msnm. Es una especie adaptada a una gran variedad de suelos.

Falasca y Bernabé (2008) plantearon que en su hábitat natural las temperaturas medias anuales presentan grandes fluctuaciones. Durante los meses más fríos soporta entre -1ºC y 3ºC; mientras que en los meses más cálidos de 38ºC a 48ºC (Troup, 1921).

En sentido general se puede decir que es una especie de gran plasticidad ecológica, ya que se encuentra localizada en diferentes condiciones de suelo, precipitación y temperatura.

Price (2000), en los informes sobre el Proyecto de Investigación BIOMASA (que se realiza en Nicaragua), plantea que la moringa puede sembrarse intensivamente. A este nivel de producción, los requisitos de nutrientes por hectárea por año son: 1,8 kg calcio; 0,5 kg cobre; 1,4 kg magnesio; 380 kg fósforo; 0,6 kg boro; 280 kg nitrógeno y 0,3 kg zinc. Es posible que los suelos en otras localidades proporcionen una parte de estos requisitos y los fertilizantes puedan ser distintos.

En la tabla 1 se muestran los datos de extracción de nutrientes en plantaciones de marango. La alta productividad implica una mayor extracción de nutrientes del suelo, por lo que en su cultivo intensivo debe ser considerada la fertilización (Foidl et al. 1999).

Flores y frutos

Falasca y Bernabé (2008) señalan que las flores son bisexuales, con pétalos blancos y estambres amarillos. En algunas regiones florece una sola vez al año, pero puede florecer dos veces al año; tal es el caso de los países del Caribe, como Cuba. Las flores son polinizadas por abejas, otros insectos y algunas aves (Jyothi et al., 1990; Morton, 1991).

La Comisión Técnica de Fitomed (2010) informa que las flores están agrupadas en grandes panículas axilares; cinco pétalos, desiguales y blancos. Fruto capsular, lineal, 3-angular, pendular, de hasta 40 cm de largo y 1 ó 2 cm de ancho. Las semillas son aladas.

FAO-OMS (2005) reporta frutos en cápsulas trilobuladas, dehiscentes, de 20 a 40 cm de longitud. Contienen de 12 a 25 semillas por fruto. Las semillas son de forma redonda y color castaño oscuro, con tres alas blanquecinas. Cada árbol puede producir de 15 000 a 25 000 semillas por año.

Siembra, establecimiento y manejo de la plantación

Según García Roa (2003), esta especie puede propagarse mediante dos formas: sexual y asexual. La más utilizada para plantaciones es la sexual, especialmente cuando el objetivo es la producción de forraje. La siembra de las semillas se realiza manualmente, a una profundidad de 2 cm, y germinan a los 10 días. Este mismo autor plantea que el número de semillas por kilogramo varía de 4 000 a 4 800 y cada árbol puede producir entre 15 000 y 25 000 por año. El tiempo de germinación oscila entre cinco y siete días después de sembrada. La semilla no requiere tratamientos pregerminativos y presenta porcentajes altos de germinación, mayores que 90%. Sin embargo, cuando se almacena por más de dos meses disminuye su poder germinativo (Sharma y Rains, 1982).

Se puede reproducir por estacas de 1 a 1,40 m de largo, como en el sur de la India (Ramachandran et al., 1980), aunque para ser trasplantado en regiones áridas y semiáridas conviene obtener el árbol por semilla, porque produce raíces más profundas. En el caso de árboles obtenidos por estacas, los frutos aparecen a los seis meses después de plantados.

Los árboles cultivados para forraje se podan para restringir el desarrollo de la copa y promover el crecimiento de nuevas ramas (Ramachandran et al., 1980). Después de cortados rebrotan vigorosamente y dan de cuatro a ocho renuevos por tocón (Nautiyal y Venhataraman, 1987).

En el caso de los pequeños productores, se puede sembrar por estacas o en las cercas vivas para posteriormente cosechar los rebrotes, los que se deben cortar entre 35 y 45 días, en dependencia del régimen de precipitación y fertilización. La siembra se debe realizar en forma escalonada para disponer en todo momento de forraje fresco.

Plagas y enfermedades

De acuerdo con lo planteado por García Roa (2003) las plagas predominantes en la plantación de marango son las siguientes: gusano desfoliador (Spodoptera spp.), picudo abultado (Phantomorus femoratus) y zompopo (Atta spp.); este último es el de mayor importancia económica. Para el control de desfoliadores y picudos se utilizan métodos manuales de eliminación, ya que las poblaciones son bajas.

Composición química, rendimiento y consumo

Foidl et al. (1999) informaron que contiene un 10% de azúcares y la energía metabolizable en las hojas es de 9,5 MJ/kg MS.

Por otra parte, García et al. (2006) evaluaron la composición química de seis especies en el estado Trujillo de Venezuela, entre las que se encontraba M. oleifera. El contenido de proteína cruda en todas las plantas fue alto. Los niveles de P, Ca y Mg no presentaron variaciones importantes entre las arbóreas y las máximas concentraciones de K y Na se observaron en M. oleifera (2,65 y 0,24%, respectivamente). Esta especie, de forma individual, presentó uno de los mayores contenidos de carbohidratos solubles (24,1%) y ceniza (25,8%).

En la tabla 2 se muestran los análisis realizados a las hojas y los tallos jóvenes y desarrollados (maduros) de árboles de M. oleifera de seis años de edad, sembrados sexualmente en Tolima, Colombia. El contenido de PB sobrepasó el 20% en las hojas y los tallos, tanto jóvenes como desarrollados.

La composición química varía en correspondencia con la fracción de la planta (Garavito, 2008); este autor encontró los mayores valores de proteína y energía metabolizable en las hojas y el más bajo valor de fibra cruda (tabla 3).

El contenido de nutrientes de la especie se comparó con otros alimentos (por cada 100 gramos de parte comestible). En todos los casos la moringa presentó un mayor contenido de vitamina A, vitamina C, calcio y potasio, con relación a la zanahoria, la naranja, la leche de vaca y el plátano, respectivamente (tabla 4).

García et al. (2009) evaluaron a M. oleifera en la fase de vivero y en la producción de biomasa para ofrecerlo a los animales como complemento alimentario, y señalaron que es un recurso fitogenético que se debe considerar en los sistemas ganaderos en las condiciones de Venezuela.

Los rendimientos de materia seca pueden variar desde 2,6 hasta 34,0 t/ha/corte para densidades de 95 y 16 millones de plantas/hectárea (tabla 5). Además las pérdidas después de la poda suelen ser mínimas con una densidad de hasta un millón de plantas/hectárea (tabla 5).

Por otra parte, al exponer los resultados de un proyecto sobre el cultivo intensivo de M. oleifera, Pérez (2010) planteó que es una alternativa para la producción de forraje de alto contenido proteico para la alimentación de ovinos en la zona centro de Sinaloa, debido a su adaptabilidad y bajo costo de producción. Además presenta un 70,5% de digestibilidad aparente de materia seca y 65,5% de digestibilidad aparente de proteína.

Garavito (2008) le concede gran importancia a M. oleifera en la alimentación animal, ya que por los contenidos de proteína y vitaminas puede ser un suplemento de importancia en la ganadería de leche y de ceba, así como en la dieta de aves, peces y cerdos, siempre que haya un balance nutricional.

Este mismo autor considera que tiene un grupo de desventajas que deben resolverse previamente, cuando se utiliza el forraje fresco como alimento directo:

• Se produce un sabor peculiar en la leche si no se dejan transcurrir por lo menos tres horas entre la ingesta y el ordeño.

• En vacas gestantes se señala un exagerado crecimiento del ternero en el útero, por lo que debe provocarse un parto anticipado.

• Alto porcentaje de agua en el forraje fresco y baja presencia de fibra, por lo que se hace necesario deshidratar y balancear con fibra tomada de cualquier pasto o residuo de cosecha. Se evitan de esta manera las deposiciones acuosas.

Price (2000) informó que la producción de leche fue de 10 kg/vaca/día con el empleo del 40-50% de moringa en la dieta (sin moringa fue de 7 kg/animal/día). El aumento diario de peso en el ganado de engorde fue de 1 200 g/día (900 g/día sin la utilización de moringa).

Foidl et al. (1999) recomiendan la utilización de moringa como forraje fresco para el ganado, con intervalos de corte entre 35 y 45 días, en función de las condiciones de manejo del cultivo, que puede alcanzar una altura de 1,2-1,5 m. Cuando se inicia la alimentación con moringa es posible que se requiera de un período de adaptación y se ha llegado a ofrecer hasta 27 kg de material fresco/animal/día. Los contenidos de sustancias antinutricionales de la moringa, como los taninos y saponinas, son mínimos y no se han encontrado inhibidores de tripsina ni de lectina.

Por otra parte, Cova et al. (2007) estudiaron en el estado Trujillo, Venezuela el comportamiento de la lombriz roja (Eisenia spp.) en cinco sustratos alimenticios donde incluyeron el follaje de M. oleifera (Lam.), por sus potencialidades nutritivas. Se hallaron cantidades apreciables de terpenos, lectinas, saponinas y taninos cuando los sustratos contenían follaje de esta especie y no se observó la presencia de lombrices ni de cápsulas a partir del segundo mes de evaluación.

Estos autores platearon que el efecto negativo del follaje de M. oleifera en la alimentación de la lombriz roja pudiera estar condicionado por la presencia de metabolitos secundarios con propiedades antinutritivas y/o tóxicas.

La Comisión Técnica de Fitomed (2010) advierte que la resina del tronco es algo caústica; el jugo de las hojas es un poco irritante; la absorción del fruto en gran cantidad puede ser tóxica y las semillas contienen compuestos mutagénicos. El aceite no se debe consumir por vía oral, además de que su actividad puede afectarse por la luz o la forma de extracción.

Usos y propiedades

Abono verde

Fugliee (2000) informa sobre el empleo de la moringa como abono verde, lo cual enriquece significativamente los suelos agrícolas. En este proceso primero se ara la tierra, luego se siembra la semilla a una profundidad de 1-2 cm y a un espaciamiento de 10 x 10 cm (una densidad de un millón de semillas por hectárea). Después de 25 días las plántulas son sembradas con el arado en el suelo, a una profundidad de 15 cm. La tierra se prepara de nuevo para el cultivo deseado.

Russo (citado por Meléndez, 2000) señaló que la moringa podría utilizarse como soporte para las plantas de banano; también sus hojas al caer servirían como abono verde, debido a que pueden proveer cantidades importantes de nitrógeno. El sistema desarrollado utiliza M. oleifera establecida a un espaciamiento de 6 x 2 m, con una doble hilera de banano a 0,5 m de las líneas de los árboles y un espaciamiento de

1 x 1,5 m (2 222 plantas/ha).

Tratamiento del agua y floculante

Foidl et al. (1999) recomiendan la utilización de la moringa como floculante natural, energético, fuente de materia prima de celulosa y de hormonas reguladoras del crecimiento vegetal.

Por otra parte, Muñoz et al. (2008) plantearon la importancia de la introducción de los coagulantes naturales en los procesos de clarificación de agua para el consumo humano, como una tecnología apropiada ante las condiciones económicas actuales de Cuba. Estos autores señalan los resultados alcanzados en laboratorio, al utilizar el cotiledón de las semillas de M. oleifera en la clarificación de agua para consumo humano.

González et al. (2006), al comparar sus resultados con los reportados por otros investigadores, observaron que en las primeras dos horas de tratamiento, el porcentaje de reducción bacteriana usando el exudado gomoso de Samanea saman resultó similar al obtenido con las semillas de M. oleifera (90-99,9%). Estudios reportados por Rodríguez et al. (2006) muestran altos niveles de remoción de microorganismos (99%) con el uso de M. oleifera como coagulante natural.

El polvo de la semilla también puede utilizarse para cosechar algas de aguas residuales, actualmente un proceso costoso debido al uso de máquinas centrífugas.

De las semillas se extrae un floculante natural tipo polielectrolito con función aniónica y catiónica, el cual sirve para la purificación de agua potable y para la sedimentación de partículas minerales orgánicas en aguas residuales. Asimismo es útil en la industria de pulpas y jugos para flocular y sedimentar fibras, y en la industria cervecera para la sedimentación de levaduras, con lo que se elimina la turbidez y le da brillo a la bebida.

Producción de etanol y biodiesel

Garavito (2008), perteneciente a la Corporación Ecológica Agroganadera S.A. de Colombia, recomendó a M. oleifera para la producción de etanol y biodiesel. A similar consideración llegó Corella (2010), en Panamá.

Falasca y Bernabé (2008) consideran que es un cultivo atractivo para la producción de biodiesel, fundamentalmente porque sus semillas contienen un 31-47% de aceite. El alto tenor de ácido oleico del aceite indica que es adecuado para la obtención de biodiesel.

Ayerza (2008) expuso algunos de los resultados de Argentina sobre biocombustibles y destacó la producción de aceite de las semillas de M. oleifera; además encontró diferencias significativas (p<0,05) en el contenido de aceite en un genotipo nombrado PKM-1, respecto a los genotipos africanos.

Cerca viva y cortina rompevientos

Croess y Villalobos (2008) señalaron que Moringa es un género de plantas con numerosas especies distribuidas en zonas áridas y semiáridas, y en Venezuela (introducida como planta ornamental y cerca viva).

Se puede emplear como cerca viva o cortina rompevientos. Evita la erosión del suelo en zonas con períodos intensos de sequía y vientos fuertes. Permite el intercalamiento porque da poca sombra y tiene escasas raíces laterales (Becker y Nair, 2004).

Según Bosh (2009), la moringa es un aporte útil para aumentar el uso de postes vivos en la ganadería, lo que se demostró en un estudio realizado en la Estación Experimental de Pastos y Forrajes de la provincia cubana de Las Tunas. Esta investigación tuvo como objetivo probar la factibilidad de plantar, en pequeñas áreas de las propias vaquerías, árboles como el piñón o júpito (Gliricidia sepium) y el tilo (M. oleifera), con el fin de obtener a bajo costo los postes necesarios para cercar los pastizales de cada entidad. En el experimento se realizó la siembra con semilla botánica de ambas especies a tres distancias diferentes (20, 80 y 120 cm), se aplicó estiércol vacuno como abono orgánico y se hicieron labores de cultivo periódicamente.

La mayor producción se alcanzó con la siembra del piñón a una distancia de 20 cm, que aportó unos 64 mil postes por hectárea, con los cuales se pueden plantar 32 km de cerca.

Otros usos

Price (2000) lo recomienda para la producción de aceites antibióticos, hormona del crecimiento, para contrarrestar la desnutrición de los niños y como alimento humano en general.

Según Foidl et al. (2001), la madera de marango constituye una excelente pulpa tan buena como la de álamo (Populus sp.). Las hojas son apropiadas para la producción de biogas. Sin embargo, García Roa (2003) considera que el marango no tiene las cualidades físico-mecánicas para ser considerado como maderable, por lo que no es una especie apropiada para este fin.

Este autor señala que además de ser bueno para poste vivo, tiene una característica especial que consiste en que es rico en néctar y polen, y es una planta melífera por excelencia. También es un suplemento proteínico (la torta de semilla contiene 60% de proteína y la semilla entre 32 y 40% de grasa); es un elemento esencial para la alimentación en la época seca del ganado vacuno y ovino.

El aceite que se extrae de su semilla es de gran utilidad en la industria de maquinarias finas, además de ser utilizado en la de pinturas para textiles. Asimismo es útil en la industria de pulpas y jugos, para flocular y sedimentar fibras, y en la cervecera para la sedimentación de levaduras. Las semillas contienen 30-42% de aceite. Después de la extracción del aceite queda la torta proteínica, que puede ser utilizada para la alimentación del ganado.

Fugliee (2000) señala que el jugo de las plantas de marango puede utilizarse para producir una hormona que es efectiva para el crecimiento de las plantas, y aumenta el rendimiento en un 25-30% para casi todos los cultivos: cebolla, pimiento verde, soya, maíz, sorgo, café, té, chile y melón.

Por otra parte Clamens et al. (1998), en estudios realizados en Maracaibo, Venezuela, emplearon M. oleifera con el objetivo de evaluar la capacidad productora de goma. Se encontró producción de goma en 17 especies pertenecientes a ocho familias y aunque la moringa no fue de las más destacadas en ese tipo de producto, estuvo entre las seleccionadas con este fin.

La moringa es una planta de múltiples usos, ya que estos productos gomosos se emplean en importantes tipos de industrias, como la de alimentos, la farmacéutica, la cosmética y otras; en la elaboración de los más disímiles productos como: confites, derivados lácteos, alimentos enlatados, bebidas gaseosas, productos dietéticos, emulsiones, tabletas, grageas, jarabes y suspensiones, emulsiones y cremas, cintas pegantes, papel, tintas, pinturas, telas y metales.

Consideraciones generales

La planta arbustiva M. oleifera tiene una gran plasticidad ecológica, ya que es capaz de adaptarse a las más diversas condiciones edafoclimáticas. Su valor nutricional y los elevados rendimientos de biomasa, la hacen un recurso fitogénetico de importancia en los sistemas de producción, el cual puede ser consumido por diversas categorías de animales.

La moringa es una planta de múltiples usos y propiedades, tales como: cerca viva, cortina rompevientos, abono verde, producción de etanol y producción de goma; de ahí que sea una especie interesante para el trópico.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ayerza, R. Jr. Seed protein and oil contents, fatty acid composition, and growing cycle length of a single genotype of chia (Salvia hispanica l.) as affected by environmental factors. 2008 New Crops & Bioproduct Development. The Association for the Advancement of Industrial Crops. College Station, Texas. [En línea]. http://www.aaic.org/08progrm.htm. [Consultado en febrero de 2010]. 2008

2. Becker, B. & Nair, P.K. Cultivation of medicinal plants in an alley cropping system with Moringa oleifera in the United States Virgin Islands. 1st World Congress of Agroforestry. Orlando, Florida, USA. 2004

3. Bosch, H. Útil aporte para elevar uso de postes vivos en la ganadería. Periódico Granma. La Habana, miércoles 24 de junio de 2009. Año 13, No. 175. 2009

4. Clamens, C. et al. Exudados gomosos de plantas localizadas en Maracaibo, Venezuela. Revista de la Facultad de Agronomía, La Plata. 103 (2):119. 1998

5. Comisión Técnica de Fitomed. Paraíso francés. [En línea]. http://www.sld.cu/fitomed/par aiso_frances.htm. [Consultado en febrero de 2010]. 2010

6. Corella, J. Evaluación de biodiesel y subproductos, a través de la biomasa de la Moringa oleifera Lam como alternativa complementaria al problema energético de la provincia de Chiriquí y del país. Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad de Panamá. 6 p. [En línea]. http://www.sica.int/busqueda/busque da_archivo.aspx? Archivo=dpro_14270_ 1_1704 2007.pdf. [Consultado en febrero de 2010]. 2010

7. Cova, L. et al. Efecto perjudicial de Moringa oleifera (Lam.) combinada con otros desechos agrícolas como sustratos para la lombriz roja (Eisenia spp.). Interciencia. 32 (11):769. 2007

8. Croess, Rubelis & Villalobos, Nuris. Caracterización en cuanto a edad y altura de corte del moringo (Moringa oleifera) como uso potencial en la alimentación animal. Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo. Trabajo especial de grado para optar al Título de Técnico Superior Universitario en Ciencias Agropecuarias. Mención Agropecuaria. Maracaibo. [En línea]. http://www.moringa.es/pageID_7271377.html. [Consultado en febrero de 2010]. 2008

9. Falasca, Silvia & Bernabé, María A. Potenciales usos y delimitación del área de cultivo de Moringa oleifera en Argentina. Revista Virtual de REDESMA. p. 1. [En línea]. http://revistavirt ual.redesma.org/vol3/pdf/investigacion/Moringa.pdf. [Consultado en febrero de 2010]. 2008

10. FAO-OMS. Normas alimentarias FAO/OMS. Comité del Codex sobre Residuos de Plaguicidas. Reunión 37. [En línea]. http://www.codexali mentarius.net/ download/report/641/al28_24s.pdf. [Consultado en febrero de 2010]. 2005

11. Foidl, N. et al. Utilización del marango (Moringa oleifera) como forraje fresco para ganado. En: Agroforestería para la alimentación animal en Latinoamérica. (Eds. M.D. Sánchez y M. Rosales). Estudio FAO: Producción y Sanidad Animal No. 143, p. 341. 1999

12. Foidl, N. et al. The potential of Moringa oleifera for agricultural and industrial uses. Proceedings of the 1st What development potential for Moringa products?. Dar Es Salaam, Tanzania. 2001

13. Fugliee, L. Se estudian nuevos usos del marango en Nicaragua. EDN 68 (Spanish) Septiembre. [En línea]. http://www.echotech.org/network. [Consultado en enero de 2010]. 2000

14. Garavito, U. Moringa oleifera, alimento ecológico para ganado vacuno, porcino, equino, aves y peces, para alimentación humana, también para producción de etanol y biodiesel. [En línea]. http://www.engormix.com/moringa_oleifera _alimento_ecologico_s_articulos _1891_AGR.htm [Consultado en febrero de 2010]. 2008

15. García, D.E. et al. Evaluación química de especies no leguminosas con potencial forrajero en el estado Trujillo, Venezuela. Zootecnia Tropical. 24 (4):401. 2006

16. García, D.E. et al. Evaluación integral de recursos forrajeros para rumiantes en el estado Trujillo, Venezuela. Rev. Fac. Agron. (LUZ). 26 (4):555. 2009

17. García Roa, M. Producción de semillas forestales de especies forrajeras enfatizados en sistemas silvopastoriles. INAFOR. 37 p. [En línea]. http://www.inafor.gob.ni/index.php/publicaciones. [Consultado en febrero de 2010]. 2003

18. González, Griselda et al. Use of exudated gum produced by Samanea saman in the potabilization of the water. Revista Técnica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Zulia. 29 (1):14. 2006

19. Jyothi, P.V. et al. Pollination ecology of Moringa oleifera (Moringaceae). Proceedings of the Indian Academy of Sciences (Plant Sciences). 100:33. 1990

20. Meléndez, L. Ricardo Russo: Maestro de la agroforestería latinoamericana. Agroforestería en las Américas. 7 (28). [En línea]. http://web. catie.ac.cr/INFORMACION/RAFA/rev28/tc28.htm. [Consultado en febrero de 2010]. 2000

21. Morton, J.F. The horseradish tree, Moringa pterigosperma (Moringaceae) A boon to arid lands? Economic Botany. 45 (3):318. 1991

22. Muñoz, Rosario et al. Una solución factible para la clarificación de aguas para consumo humano. Revista Betsime. [En línea]. http://www. betsime.disaic.cu/secciones/tec_1_01.htm. [Consultado en febrero de 2010]. 2008

23. Nautiyal, B.P. & Venhataraman, K.G. Moringa an ideal tree for social forestry. 1. Growing conditions and uses. Myforest. 23 (1):53. 1987

24. Pérez, R. Avanza validación de moringa como alternativa forrajera para ovinos. Fundación Produce. Sinaloa, México. [En línea] http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-transitional .dtd. [Consultado en mayo de 2010]. 2010

25. Price, M.L. The Moringa tree. Educational Concerns for Hunger Organization (ECHO). Technical Note. 1985 (revised 2000). [En línea]. http://www.echotech.org/technical/technotes/moringabiomasa.pdf. [Consultado en enero de 2010]. 2000

26. Ramanchandran, C. et al. Drumstick (Moringa oleifera) a multiporpose Indian vegetable. Economic Botany. 34 (3):276. 1980

27. Reyes, N. Moringa oleifera and Cratylia argentea: potential fodder species for ruminants in Nicaragua. Faculty of Veterinary Medicine and Animal Science Department of Animal Nutrition and Management Uppsala. Doctoral thesis Swedish University of Agricultural Sciences Uppsala. [En línea]. http://diss epsilon.slu.se/archive/00001027/01/NRS_General_Discussion_Final_ Version_ Nov_05.pdf. [Consultado en febrero de 2010]. 2006

28. Rodríguez, S. et al. Una solución para la clarificación de aguas para consumo humano. Noticias Técnicas del Laboratorio. 1: 21. 2002

29. Sharma, G.K. & Rains, V. Propagation techniques of Moringa oleifera Lam. In: Improvement of forest biomass. (Khosia, P.K., ed.). Proceedings of a Symposium. Indian Society of Tree Scientist. Solan, India. p. 175. 1982

30. Troup, R.S. The silviculture of Indian trees. 3 vol. Clarendon Press. Oxford, UK. 1195 p. 1921

Recibido el 3 de agosto de 2010

Aceptado el 19 de septiembre de 2010